viernes, 13 de diciembre de 2019

FOTORESEÑA: Y entonces nos perdimos de Ryan Andrews


Ficha

-Autor: Ryan Andrews
-Traducción: Alba Pagán
-Editorial: Astronave
-Encuadernación: Cartoné
-Páginas: 336
-Formato: 15 x 21,5
-ISBN: 978-84-679-3644-5
-PVP: 19,95 €

Sigue el camino de los farolillos con Ben y Nate y entra en un mundo mágico que recuerda al imaginario de Studio Ghibli.
Es la Fiesta del Equinoccio y el pueblo se reúne para lanzar al río cientos de farolillos. La leyenda cuenta que una vez los pierdes de vista, vuelan hacia la Vía Láctea y se convierten en estrellas, pero Ben y sus amigos quieren averiguar qué sucede realmente. El plan es ir en bici siguiendo el río el tiempo que haga falta hasta descubrir la verdad.

Para asegurarse de que su misión tiene éxito, establecen un pacto con dos reglas básicas: Nadie da media vuelta. Nadie mira atrás.

No pasa mucho tiempo hasta que todos los amigos de Ben rompen el pacto. Todos salvo Nate. Ben y Nathaniel se convertirán en grandes amigos y viajarán a lo largo de un camino lleno de magia, sorpresas y personajes inesperados.

Ryan Andrews es un ilustrador y dibujante de cómics que vive en Japón. Dos de sus cómics, Sarah and the Seed y Our Blood Stained Roof recibieron nominaciones al Mejor cómic Digital de los Premios Eisner. Y entonces nos perdimos es su primer cómic publicado en Astronave.


Hola Soñadores^^

Sigo a tope leyendo cómics y novelas gráficas :D Esta vez os traigo la reseña de Y entonces nos perdimos, escrita e ilustrada por Ryan Andrews y publicada por el sello Astronave de Norma Editorial. La última reseña del blog que hice fue también de un cómic de esa editorial , La brigada de las pesadillas, y es que su catálogo es la mar de interesante. Esta reseña se va a centrar en las fotografías así que allá vamos.


Un grupo de amigos hace un pacto para averiguar qué sucede con los farolillos que echan al mar cada Fiesta de Equinoccio. Dicen y prometen no acobardarse y seguir hasta el final para saber si los farolillos vuelan hacia el cielo y se convierten en estrellas, como cuenta la leyenda. Pero poco a poco todos se van echando atrás y solo quedan dos, Nate y Ben, quienes se embarcarán en una aventura inolvidable.



Los dibujos son preciosos y predominan los colores azules, dando una sensación de frío, melancolía y misticismo a la historia. Que haya un oso parlante ayuda bastante, por supuesto.




La historia es muy bonita, aunque no he encontrado mucho sentido a lo que pasaba. Es como si no tuviera relación una cosa con otra. Recuerda mucho a las películas de animación de Studio Ghibli ya que todo tiene un aire de fantasía extraña, como la llamo yo , e hilarante. Nate y el Oso me han caido genial, pero no he podido tragar a Ben. Qué niño más repelente. Su actitud es horrible y aunque al final cambia, yo no he podido perdonarlo.




Predomina el tema de las estrellas y constelaciones, algo que me encanta. También se le da mucha importancia a la amistad y al trabajo en equipo. Se lee muy rápido y algunas imagenes se te quedarán grabadas en la cabeza, seguro.


En definitiva, Y entonces nos perdimos es una novela gráfica bellísima y entretenida, con un estilo que me ha enamorado por completo.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar^^



7/10





7 comentarios:

  1. ¡Hola! Me alegra que la hayas disfrutado. Como sabes, yo con las novelas gráficas no me animo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Oye, pues este parece de esos libros que tiene todo para ser divertido, me gusta aunque por el momento lo tendré que dejar pasar.
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que esta editorial tiene auténticas preciosidades, esta novela tiene muy buena pinta ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola Sandry!!
    Apúntado!! Está muy interesante, gracias por la reseña.
    Besos💋💋💋

    ResponderEliminar
  5. Pues la historia parecía que estaba bien, pero la ilustración no me ha convencido, y lo que comentas menos.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ^-^

Mi Instagram =)